lunes, 4 de enero de 2016

Temporada 2015

Demasiado tiempo sin escribir como para liarme a escribir las entradas que me he dejado por el camino. Haré un pequeño resumen de la temporada 2015 y trataré de volver a empezar con la actividad bloguera/globera. Me voy a dejar muchas cosas, pero es la única forma de poner esto al día.

Finalizada la temporada 2015. Los datos globales son:
  • Carretera: 13.305 km (465 horas)
  • Rodillo: 194 km (6.5 horas)
  • Mountain bike: 27 km (1.5 horas)
  • TOTAL: 13.526 (473 horas)
Resumen de los resultados:
  • 17/01/2015 – La Invernal de Motorland. Alcañiz (Teruel). Recorrido: 50 km. Clasificación: 16 de 119.
  • 25/01/2015 – Trofeo Social Josep Florencio. Montroig del Camp (Tarragona). Fuera de control.
  • 15/02/2015 – Trofeo Máster Los Calzones. Daroca (Zaragoza). Fuera de control.
  • 14/03/2015 – XVI Memorial Mariano Cabrero. Huesca. Clasificación: 81 de 117.
  • 28/03/2015 – XXVIII Marcha Cicloturista Terres del Ebre. Tortosa (Tarragona). No competitiva.
  • 11/04/2015 – París-Roubaix Cicloturista. Recorrido: 163 km. No competitiva.
  • 02/05/2015 – Marcha Cicloturista La Pallaresa. Tremp (Lleida). Recorrido: 180 km. No competitiva.
  • 10/05/2015 – VI Trofeo Máster Los Conejos. San Mateo de Gállego (Zaragoza). Clasificación: 92 de 117.
  • 23/05/2015 – Marcha Cicloturista Montsec-Montsec. Balaguer (Lleida). Recorrido: 140 km. No competitiva.
  • 12/07/2015 – Campeonato Aragón Élite. Cariñena (Zaragoza). Fuera de control.
  • 18/07/2015 – VI Trofeo Villa de Loarre. Loarre (Huesca). Retirado por avería.
  • 15/08/2015 – 64º Gran Premio San Lorenzo. Huesca. Fuera de control.
  • 30/08/2015 – XXXVI Carrera Social Fiestas de Barbastro. Barbastro (Huesca). Clasificación: 52 de 77.
  • 05/09/2015 – LXXII G. P. Fiestas de Tamarite de Litera. Tamarite de Litera (Huesca). Clasificación: 54 de 73.
  • 27/09/2015 – I Citerium Utebo Skoda Zaratecno. Utebo (Zaragoza). Clasificación: 31 de 75.
Tal como ya hice la temporada pasada he mirado de hacer más carreras que marchas cicloturistas. Como novedad he incluido una clásica de primavera en el calendario, cosa que también haré en la temporada 2016. Ha sido mi segunda temporada de competición pero la primera con equipo (CC Pardinyes), por lo que ha sido otro año de aprendizaje pero sobre todo de conocer a grandes corredores y mejores personas.  Por otro lado, también ha sido el año en el que hemos logrado hacer una grupeta con ganas de guerra y con muy buen ambiente...muy globeros pero con mucha clase! ;P

Algunas fotillos de la temporada!






















 



 



Salud y pedales!

jueves, 14 de mayo de 2015

XXIV La Pallaresa

jueves, 16 de abril de 2015

Paris-Roubaix Challenge 2015

No puedo contaros nada de la archiconocida París-Roubaix que no hayáis oído con anterioridad, se que no necesita presentación pero como buen flipatleta tengo que hacerla. Ya que es uno de los cinco monumentos del ciclismo, conocida con sobrenombres como La clásica de las clásicas, El infierno del norte o La última locura. Se trata de una carrera única, es totalmente llana pero de extrema dureza, debido a que transcurre por casi 30 tramos de pavés (adoquines) acumulando algo más de 50 km sobre estos. A ello se suma que normalmente ha llovido los días precedentes o el mismo día de la carrera y se montan unos barrizales de campeonato que dificultan aún más el circular sobre el pavés y aumentan exponencialmente el riesgo de caída.  Las contundentes declaraciones de Theo de Rooy en la entrevista que le realizó John Tesh tras su abandono en la edición de 1985 definen a la perfección como es esta carrera:
- Theo de Rooy: "Es una mierda... esta carrera, es un montón de mierda, estás sufriendo como un animal, no tienes tiempo para mear y te lo haces encima. Vas pedaleando sobre el barro, resbalando, y es una mierda... debes limpiarte si no quieres perder la cabeza."
- John Tesh: "¿Volverás a correrla?"
- Theo de Rooy: "¡Por supuesto, es la carrera más bonita del mundo!"

Los integrantes para esta aventura somos AlejandroAlfonso, mi cuñado, mi hermano y yo. Salvo mi hermano que haría la versión de 139 km y 30,2 km pavés (divididos en 18 tramos), haríamos la versión de 163 km (han salido 168 km) con 52,5 km de pavés (divididos en 27 tramos). La diferencia con la que correrían los profesionales al día siguiente es que no hacemos los 90 km iniciales de asfalto convencional (desde Compiègne hasta Busigny), pero sí todos los tramos de pavés, a excepción del paseo por el interior de Roubaix antes de entrar al velódromo ya que debería cortarse el tráfico y la marcha es con tráfico abierto.

Recorrido de la marcha cicloturista.

Tipo
km
Sector
Dist.
Salida
0

Busigny

Pavé
13
27
Troisvilles à Inchy ***
2,2 km
Pavé
19,5
26
Viesly à Quiévy ***
1,8 km
Pavé-Crono
22,5
25
Quiévy à Saint-Python ****
3,7 km
Pavé
26,5
24
Saint-Python **
1,5 km
Pavé
35
23
Vertain à Saint-Martin sur Ecaillon ***
2,5 km
Avituallamiento
42

Verchain-Maugré

Pavé
43,5
22
Verchain à Quérenaing ***
1,6 km
Pavé
46,5
21
Quérénaing à Maing ***
2,5 km
Pavé
50,5
20
Maing à Monchaux ***
1,6 km
Pavé
61,5
19
Haveluy à Wallers ****
2,5 km
Pavé-Crono
69,5
18
Trouée d'Arenberg *****
2,4 km
Pavé
75,5
17
Wallers à Hélesmes ***
1,6 km
Avituallamiento
81

Hornaing

Pavé
82
16
Hornaing à Wandignies ****
3,7 km
Pavé
89
15
Warlaing à Brillon ***
2,4 km
Pavé
93
14
Tilloy à Sars-et-Rosiàres ****
2,4 km
Pavé
99
13
Beuvry à Orchies ***
1,4 km
Pavé
103,5
12
Orchies ***
1,7 km
Pavé
109,5
11
Auchy à Bersée ****
2,6 km
Pavé
115
10
Mons-en-Pévèle *****
3,0 km
Pavé
120,5
9
Mérignies à Avelin **
0,7 km
Pavé
124
8
Pont-Thibault à Ennevelin ***
1,4 km
Avituallamiento
129,5

Templeuve

Pavé
130,5
7
Templeuve - Moulin de Vertain **
0,5 km
Pavé
137
6
Cysoing à Bourghelles ***
1,3 km
Pavé
139,5
5
Bourghelles à Wannehain ***
1,1 km
Pavé
141,5
4
Camphin-en-Pévèle ****
1,8 km
Pavé-Crono 
144
3
Carrefour de l'Arbre *****
2,1 km
Pavé
146,5
2
Gruson **
1,1 km
Pavé
154
1
Willems à Hem **
1,4 km
Llegada
163

Vélodrome de Roubaix

Total
52,5 km

Jueves 9 de abril
Madrugón de los buenos para ir a Barcelona a pillar el avión con mi cuñado, Alfonso y mi hermano, ya que Alejando  volará desde los Madriles. El vuelo hacia Bruselas tenía que salir a las 9:10 pero saldremos con una hora de retraso más o menos, aunque como estamos on-fire tampoco nos afecta demasiado. Cuando llegamos a Bruselas vamos a buscar las maletas y solamente sale la de Alfonso, la cinta se para y no salen más maletas. Empezamos bien, nos han perdido el equipaje! Vamos de cinta en cinta y el equipaje no aparece, hacemos una reclamación en el mostrador de la aerolínea y nos dicen que normalmente aparecen en 24 h, por lo que decidimos irnos a buscar la furgoneta de alquiler y ya volveremos al día siguiente. Ralladísimos, aunque alguno ya ve la oportunidad de comprarse el Giro Shynte y justificarlo fácilmente ante la jefa...jujuju. Entonces, justo cuando nos íbamos aparece una maleta que parece ser la nuestra en otra cinta, mi hermano va corriendo y cuando llega va metiendo botes de alegría, es nuestra maleta y estamos que nos la gozamos. Vamos a pillar la furgoneta que habíamos contratado y nos llega un mensaje de Alejandro que su vuelo se retrasa unas 4 h por huelga de controladores. Decidimos ir hacia Lille a pillar el apartamento y un par se quedaran allí mientras otros dos vuelven a buscar a Alejando a Bruselas. Todas las salidas de autopista tienen nombre de cerveza (Affligem, Grimbergen...), muchas risas. A mitad de trayecto paramos en un pueblecito a comer algo de pasta y echar unos cafés.

Aeropuerto de Barcelona.
Empieza el rito tragapasta.
Pedimos un expreso y le acompañó un chupito de licor de huevo y una chocolatina (todo por 2 €). 
Llegamos a Lille y mi hermano y yo quedamos con el del apartamento, vamos a comprar y dejamos todo preparado. Alfonso y el cuñado van a buscar a Alejandro. Apartamento en pleno centro y está de puta madre.

Centro de Lille.
Viernes 10 de abril
De cara al mediodía nos plantamos en la zona del velódromo de Roubaix, compramos algo en las tiendas, comemos los tuppers de pasta, alquilamos las bicis y nos vamos a probar algunos tramos de pavés. Nada más y nada menos que acabamos probando Carrefour de l'Arbre (***** y 2,1 km) en ambos sentidos, Gruson (** y 1,1 km) y Willems à Hem (** y 1,4 km). Nos damos cuenta de lo duro que va a ser, salen las primeras ampollas en las manos, pero nos sirve para coger la técnica y disfrutar como unos críos. Al final 38 km con unos 7 km de pavés y algún que otro achuchón para despertar las patitas. Corroboramos lo que ya habíamos leído infinidad de veces, en el pavés hay que ir a fuego!! Como curiosidad nos encontramos con la grupeta de Ciclored que también han venido a reconocer el terreno y va con ellos el ex-profesional Andrea Tonti.

El mítico velódromo de Roubaix.
Velódromo nuevo de Roubaix.
Alquilando las bicicletas.
Pinchazo!!
En el mítico Carrefour de l'Arbre.
Los caballos de batalla.
Llegamos a la zona deportiva de Roubaix y entramos en el velódromo nuevo para ver La Nuit Du Velo, un evento benéfico de ciclismo en pista con un programa bastante interesante: persecución en ciclismo adaptado (en tándem), competiciones regionales (Keirin, Eliminación, Scratch, etc), demostración de categorías inferiores de la región, demostración del equipo francés de ciclismo en pista (Kevin Sireau y Morgan Kneisky), etc. Solo acabamos viendo la competición en tándem, las categorías inferiores y los entrenamientos de las competiciones regionales, ya que toca irse al apartamento que al día siguiente hay que madrugar y quedan muchos preparativos. Poner los dorsales, la pegatina sobre el cuadro con los tramos, la doble cinta, cenar, ducharse, etc.

Sábado 11 de abril
El despertador suena a las 3:45 y nos hemos acostado pasadas las 23:00, tras la QH dije que no volvería a despertarme tan pronto para una carrera...pero parece que se me ha olvidado! Mi hermano se despertará a una hora más normal ya que hace la mediana y salen y llegan a Roubaix. Según Alfonso, los días importantes empiezan a las 3:45 - solo nos queda el humor. Desayunamos y a las 4:15 ya estamos saliendo del apartamento, cargamos la furgoneta y hacia el velódromo de Roubaix. A las 5:00 hay que cargar las bicicletas en el autobús (hay más de 20, el nuestro es el 3), todo esta muy bien organizado, los autobuses llevan remolques cubiertos con un porrón de bicicletas dentro. A las 5:30 arranca el bus que nos llevará hasta Busigny, que es donde se da la salida. En al autobús aprovechamos para dar alguna pequeña cabezada, ya que un viaje de 1h45min da para todo, y más a esas horas. Tal como nos vamos aproximando a Busigny va lloviendo y hay barrizales en los campos junto a la carretera, las banderas que encontramos por el camino ondean al viento...parece que el día va a ser duro y estamos que lo flipamos. Como curiosidad, creo que somos los más pequeñines del autobús!! Qué bestias!! Llegada a Busigny y la peña sale cagando hostias del autobús, nos quedamos los últimos y acabamos de vestirnos (no importa ya que se puede salir entre las 7:00 y las 9:00), bajamos y hace un frío de la hostia, ya que está lloviendo y hace viento. Aparecen las primeras dudas de si hemos acertado con la ropa, pero ya no hay vuelta atrás. Como ya dijo el gran Sean Kelly, "una París-Roubaix sin lluvia no es una auténtica París-Roubaix"Vamos a dejar la mochila en consigna para que nos la lleven a la llegada. Tal como empezamos a rodar el frío se pasa, estamos muy emocionados, nos hacemos la foto de rigor y salimos. 

Preparados para la guerra!!
Ya desde la salida marcamos buen ritmo con Alejando. El cuñado y a Alfonso prefieren aflojar un poco y ceden unos metros. Entramos en el vigésimo séptimo tramo de pavés (van cuenta atrás), está mojado pero al ir rápido aunque resbale la rueda trasera la bicicleta tiende a ir hacia delante y tracciona en la siguiente piedra, una pasada. Hemos abierto algo de hueco sobre Dani y Alfonso, pero Alejandro ha pinchado nada más salir del primer tramo. Partimos el grupo, yo me quedo con Alejandro, y Dani con Alfonso - ellos tiran mientras nosotros reparamos. Al reparar el pinchazo hacemos 10 metros y vuelve a pinchar. Toca volver a reparar, que frío! Volvemos a reparar y continuamos, vamos a un ritmo majo avanzando a bastante gente tanto en la carretera normal como en el pavés. En el vigésimo sexto tramo de pavés pierdo el bidón y me toca retroceder, lo pongo y al cabo de un rato lo vuelvo a perder, pego un vistazo y no lo veo, así que decido continuar con un único bidón (tocará parar en los tres avituallamientos). Espero no perder el que me queda, aunque si así fuera me acoplo uno del suelo, que hay a porrillo. El siguiente tramo es cronometrado (Quiévy à Saint-Python **** y 3,7 km), muy guapo. Vamos encadenando tramos hasta el avituallamiento del km 42. Toca rellenar, pillar unos dulces y algo de fruta.

video

video

Estamos disfrutando como críos, vamos pillando los tramos de pavé con "alegría", vamos con Alejandro comentando que es la marcha más guapa que hemos hecho nunca. En el km 70 el siguiente tramo cronometrado, el décimo octavo, el mítico Trourée d'Arenberg (***** y 2,4 km). Tal como vas acercándote al tramo, y ves la típica imagen del bosque, todas las caravanas en los laterales, se te pone la piel de gallina, es espectacular. En este tramo hay un tapón considerable, y como el pavés está en muy mal estado y se ha formado un barrillo con la tierra que hay entre adoquines que hace que resbale cosa mala, cuando modificas la trazada para avanzar a alguien la bicicleta se va muchísimo y si encima te pasa un tío a toda hostia por el lado con una btt y tienes que volver a corregir la trazada casi tienes la hostia segura. A mi me tocó poner pie a tierra un par de veces, Alejandro se me adelanta bastante en este tramo y me espera al final, aunque él ha besado el suelo. Es el tramo más jodido pero es espectacular!! La rueda cabe en las grietas entre los adoquines, ninguno es igual, es una pasada. Nos reagrupamos con Alejando y vamos tirando, hacemos otro tramo y volvemos a parar en el avituallamiento (llevamos unos 85 km).

Equilibrio en  Trourée d'Arenberg.
En Trourée d'Arenberg.
video

video

En los km siguientes hay bastantes tramos de tres y cuatro estrellas, yo me lo voy pasando teta pero Alejandro tiene una avería en el pedal y si aprieta en los adoquines se le suelta el pie. Por lo que yo voy haciendo los tramos de pavé a fuego y lo espero en la carretera, así ya vamos haciendo hasta el final. La carretera se ha ido secando sin darnos ni cuenta. En el km 120 o así afrontamos Mons-en-Pévéle, el aire va pegando pero disfruto muchísimo. En el km 135 o así paramos en el último avituallamiento, rellenar, vaciar, comer y a seguir. Al ser una marcha más cicloturista que las que se hacen en España, pinchazos y la avería del pedal, nos entretenemos más de la cuenta en los avituallamientos, probamos gofres y delicatessen varias de la región. 
Quedan los últimos 35 km con tramos de pavé bastante pegados entre sí y con el mítico Carrefour de l'Arbre (***** y 2,1 km). Hago Cysoing à Bourghelles (*** y 1,3 km), Bourghelles à Wannehain (*** y 1,1 km), Camphin-en-Pévèle (**** y 1,8 km), Carrefour de l'Arbre (***** y 2,1 km) y Gruson (** y 1,1 km) dándole gas y espero a Alejandro rodando suave por asfalto. Vemos dos pata-liebres que van finos y nos agarramos a rueda, le digo a Alejandro que no nos suelten, con estos hasta el final y en el siguiente tramo de pavé (Willems à Hem ** y 1,4 km) vamos y nos los dejamos nosotros. Es nuestro último tramo, para los profesionales aún les quedaría el paseo de Roubaix pero ese ya es una pachanga que nosotros no hacemos por un tema de tráfico. Hay un belga que me pregunta que como entreno el pavé en España y tengo que decirle que de ninguna manera, vengo aquí y sufro - el tío se parte.

Disfrutando en Carrefour de l'Arbre.
En el Carrefour de l'Arbre.
video

Llegamos a Roubaix, un poco locura por el exceso de tráfico, vamos colándonos a los coches como podemos, bajamos por el paseo y nos desvían hacia el velódromo. Que gustazo acabar el día dando la vuelta a un velódromo con tanta historia!! No haber rodado nunca en uno y desvirgarse en este es algo que no olvidaré jamás. Llegamos y nos ponen la medalla en el cuello. Allí están Dani, Alfonso y mi hermano que también acababan de llegar.

video

video

Finishers!!
En el monumento conmemorativo de la edición número 100.
Comentamos la jugada, vamos a buscar las bolsas, devolver las bicicletas y ahora toca el ritual de ducharse en las duchas viejas. Me ha tocado el cambiador de Émile Bouhours (vencedor de la 5ª edición, en 1.900), un ciclista francés que fue un gran especialista en carreras tras moto y medio fondo. 

Cambiador de Émile Bouhours.
En el cambiador antes de la merecida ducha.
Esta noche también toca salir un rato a comer algo y hacer unas cervezas por Lille.

Recuperando!!
Domingo 12 de abril
Este día tocaba ir a ver a los profesionales, por lo que nos despertamos pronto y fuimos directos hacia Trouée d'Arenberg y una vez han pasado fuimos a Carrefour de l'Arbre. Una pasada, espectacular! Después fuimos a tomar unas cervezas por Lille.
Trourée d'Arenberg.
Y lo sabes supporters en Trourée d'Arenberg!
Y lo sabes team en Trourée d'Arenberg!
video

Lunes 13 de abril
Este día tocó devolver la furgoneta y volar hacia España. Todo lo bueno se acaba alguna vez. 

Esa furgo!!
Cargando el móvil a pedales en el aeropuerto de Bruselas.
Está claro que ha sido una experiencia inolvidable, un cóctel de buenos colegas, recorridos en bicicleta por lugares de gran interés histórico ciclísticamente hablando y ver a los profesionales en tramos tan míticos como Trourée d'Arenberg y Carrefour de l'Arbre. Lo que nos ha quedado claro a todos es que tenemos que volver, ha sido brutal!! También nos gustaría correr otro de los cinco monumentos, quizás el Tour de Flandes...

Los datos pueden verse en la actividad de Strava.

Nos vemos en el pavés!!